Atendiendo a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y al Reglamento de los Servicios de Prevención y, en relación con la organización de los recursos para el desarrollo de la actividad preventiva de la empresa, el empresario puede elegir alguna de las siguientes modalidades:

Asumir personalmente la actividad preventiva

Designar a uno o varios trabajadores para llevarla a cabo

Constituir un Servicio de Prevención Propio

Recurriendo a un Servicio de Prevención Ajeno

Una combinación de las anteriores
 

Cuando se opte por un Servicio de Prevención Ajeno, le ofrece diversas modalidades de concertación, como son:



Servicio de Prevención Ajeno


Servicio de Prevención para Autónomos


Prevención por especialidades


Actividades preventivas


Prevención en el sector de la construcción